martes, 24 de noviembre de 2009

MANÍAS Y SUPERSTICIONES DE LOS GOLFISTAS

MANÍAS Y SUPERSTICIONES DE LOS GOLFISTAS

Me gustaría que contásemos las cosas a las que nos aferramos para jugar mejor en este artículo, nuestras manías, cosas que nos gusta llevar, etc.

Yo creo que no ser supersticioso da mala suerte en el Golf, jejeje. A mi no me gusta jugar con tees que no sean blancos, mis guantes y mis gorras y por supuesto mis bolas debe ser todas blanca.

Son mis manías, esas y la de llevar una piedra del agradecimiento siempre encima.

Son cosas que nos dan seguridad y confianza como mi sand wedge mágico, seguro que lo pongo en la tienda y nadie me daría por el ni 1€, pero para mí es único, cuando estoy mal en le juego corto lo saco de la bolsa y con usarlo uno o dos hoyos, ya me recupero. Creo que un día a ese palo le cayó un rayo o tuvo una experiencia paranormal, porque me ha salvado la vida en bastantes ocasiones, es el mejor, casi me entran ganitas de taparlo, lavarlo con agua calentita y meterlo en una bolsa sólo para el, jejejeje.

Espero que compartáis vuestras manías o las que os cuenten. Yo iré contando las cosas que me dicen los clientes en la tienda sin decir nombres, claro.

Besitos grandes Concha.

Receta para aliviar los dolores de los codos y Hombros

LA MENTE EN EL GOLF 1ª PARTE

Bolas Recuperadas de Golf

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Como manías que creo que me traen suerte:

    - Mi gorra de la suerte de la Volvo Master. Sólo la saco para partidas importantes, no se vaya a gastar.
    - Lavar mis palos a fondo antes de un campeonato y dejarlo todo preparado. “Las armas de combate, limpias”.
    - Arreglar siempre algún pique de más en el green aparte del mío (cuando los hago, hay días que pocos, pocos). “Si cuidas al green, él cuida de ti”, me digo. Cuando tripateo será porque iba cuatripatear.
    - Empezar la partida con la bola que acabé la anterior, “si no se ha perdido antes será por algo”. Si está vieja no pasa nada, buena señal. Yo también estoy algo viejo y mi mujer no me cambia cada domingo.
    - Me molesta que los compañeros de partida hablen mientras golpeo, que se pongan demasiado cerca, que hablen por el móvil y que se pongan en mi línea de putt. Quien me enseñó a jugar me ponía golpes de penalización cada vez que hacía algo así (también cuando me olvidaba de rastrillar bunker, reparar chuletas y arreglar piques) y la letra con sangre entra. Mis compañeros se cachondeaban hasta que han visto que voy en serio y aunque sonriendo ya me siguen la corriente.
    - Besar a mi drive (“cabezón” cariñosamente) cuando me sale un buen golpe. Mi hermano dice que eso él no puede hacerlo porque no dura ni 50mt sin caer redondo de la mierda que tiene incrustada en sus palos.
    - No hago mulligan en el primer hoyo. Mi primer adversario es el campo y luego yo mismo. El primero no se ha movido cuando he dado el golpe (aunque algunas veces lo parece) y el segundo tiene toda la culpa de que la bola se haya ido al agua o out.
    - Nunca llevo una bola en el bolsillo. Si lo parece es que me he emocionado con un buen golpe y me ha subido la bilirrubina. Cada vez que pierdo una tengo que ir a la bolsa por otra, por eso nunca dejo el carro muy lejos de mí.

    Cuando se me ocurran más ya te aviso.

    Iñigo

    ResponderEliminar